Quinoa

Todas las recetas con quinoa

Pimientos rellenos de quinoa

Esta receta de pimientos rellenos de quinoa son una fiesta tanto para los ojos como para la boca.
Todo empieza con un delicioso (y sencillísimo) relleno de quinoa de estilo mexicano llena de sabor.

En el tiempo que se tarda en cocer la quinoa, se puede tener todos los demás ingredientes preparados y listos para rellenar. Entonces todo lo que tienes que hacer es dejar que el horno haga el trabajo.

Pimientos rellenos de quinoa

Esta receta también se puede hacer con pimientos del piquillo utilizando el relleno de quinoa, pero he preferido hacer unos pimientos al estilo mexicano, y los crudos pegan mejor. Además sus vivos colores resaltan a la vista y lo convierten en un plato redondo, tanto en presencia como en sabor.

Si buscas una alternativa, aquí hay una receta de pimientos del piquillo rellenos, rica rica.

Ingredientes necesarios para 4 personas:

  • 4 pimientos grandes (pueden ser verdes, rojos o amarillos)
  • 3/4 de taza de quinoa seca
  • 400 gramos de frijoles negros
  • 1 taza de maíz dulce
  • 2 cebollas de primavera o cebolletas
  • 2/3 taza de salsa de tomate casera
  • 1 y 1/2 cucharadita de comino
  • 1 cucharadita de pimentón
  • 1 cucharadita de chile en polvo
  • Sal al gusto

Ingredientes opcionales: chipotle, tomate, cilantro, chiles verdes, ajo en polvo... Salsas opcionales: salsa picante, guacamole...

¿Cómo hacer los pimientos rellenos de quinoa?

En primer lugar, lavamos bien y escurrimos la quinoa, y la cocemos en una cazuela con 1 taza y media de agua o caldo (yo suelo utilizar un caldo vegetal en lugar de agua para darle más sabor), según las indicaciones del paquete.

Mientras tanto, lavamos los pimientos y los partimos por la mitad. Les retiramos los tallos, las semillas y cualquier nervadura que tenga.

Lavamos y escurrimos los frijoles negros, y picamos finamente las cebolletas en láminas.

En un gran recipiente, añadimos la quinoa cocida, junto con los frijoles, el maíz, las cebolletas, la salsa de tomate casera, el comino, el pimentón y el chile en polvo. Mezclamos todo para que se distribuya uniformemente y ajustamos los condimentos.

Precalentamos el horno a 200 ºC y engrasamos una fuente para horno en el que quepan los pimientos.

Colocamos los pimientos en la fuente y los rellenamos con la mezcla de quinoa. Presionamos hacia abajo el relleno para hacerlo más compacto y que quepa más.

Una vez rellenados los pimientos, los cubrimos con una lámina de papel de aluminio y los introducimos en el horno caliente durante unos 35-40 minutos. Después de ese tiempo, quitamos el papel de aluminio y dejamos que se gratinen 10 minutos más.

Se puede servir con cualquier salsa o relleno deseado. También se le puede añadir queso rallado por encima y gratinarlo los últimos 5 minutos. A mi me gusta servirlo con un plato de esta receta de crema de calabacín, pero una sopa u otra crema pegan bien también.