Quinoa

Todas las recetas con quinoa

Albóndigas de quinoa

Albóndigas de quinoa

¿Te gusta cocinar con quinoa o quieres aprender a hacerlo? ¿Está buscando un sustituto para la carne, para que tu dieta sea más saludable? Aprender a cocinar con quinua es simple, y este grano es una gran alternativa a la carne.

Las albóndigas de quinoa son tan deliciosas y saciantes como las albóndigas de carne de ternera o cerdo tradicionales, pero tienen una cantidad mucho menor de grasas saturadas. Las albóndigas de quinos son incluso un gran sustituto de las albóndigas de pavo y pollo, ya que son un grano entero, así como una proteína.

Esta receta de albóndigas de quinoa es un éxito en las fiestas y eventos especiales. Todo el mundo sabe lo poco saludables que pueden ser los alimentos para fiestas, especialmente aquellos diseñados para reuniones casuales, como los partidos de fútbol y los viernes por la noche.

Sin embargo, estas albóndigas se pueden servir como plato principal o aperitivo, acompañadas con una salsa. Un plato perfecto para que los niños coman más sano.

Raciones: 4 personas

Ingredientes

  • ½ taza de quinoa seca
  • 1 taza de agua
  • 1 taza de lentejas cocidas, bien escurridas
  • 1/2 pimiento rojo cortado en cubitos
  • 1 cebolla pequeña picada
  • 2 dientes de ajo, picados
  • 45 gramos de pan rallado (o más cantidad si las albóndigas necesitan estar más firmes y no se mantienen bien unidas)
  • 25 gramos de queso parmesano recién rallado
  • 1 cucharada de perejil fresco picado
  • 1 cucharada de orégano
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra recién molida
  • Sal marina al gusto
  • ¼ cucharadita de pimienta de cayena
  • 1 clara de huevo (para vegetarianos añadir 2-3 cucharaditas de agua)
  • 4 cucharadas de aceite de oliva

Elaboración paso a paso

  1. Pon en un recipiente la quinoa y cúbrela con agua par que se remoje durante 15 minutos. Escurre la quinoa (reservando el agua) y enjuaga la quinoa bajo el grifo de agua.
  2. Agrega la quinoa lavada y el agua a una olla mediana, tápala y ponlo a calentar hasta que llegue a ebullición. Reduce el fuego al mínimo y deja que cueza 15 minutos, o hasta que el agua se absorba completamente.
  3. Mientras tanto, en una sartén antiadherente grande, añade 1 cucharada de aceite de oliva. Caliéntala a fuego medio-bajo y saltea la cebolla y el pimiento picados hasta que estén tiernos, unos 4 minutos.
  4. Añade el ajo, el perejil y el orégano y saltéalo un minuto más.
  5. Retira la quinoa del fuego y deja que repose 10 minutos. Presiona un trozo de papel de cocina sobre la quinoa para eliminar cualquier resto de agua o humedad.
  6. En un recipiente grande mezcla la cebolla salteada, el ajo, el perejil y el orégano junto con los ingredientes restantes, excepto el aceite.
  7. Utiliza un pasapurés o un tenedor para triturar los ingredientes, hasta que las lentejas estén bien machacadas. Con las manos, ve formando bolas y poniéndolas en un recipiente grande. Cuando estén todas hechas, introdúcelas en el frigorífico unas 2 horas.
  8. Pasado ese tiempo, calienta las 3 cucharadas de aceite de oliva en una sartén a fuego medio-bajo, y agrega las albóndigas de quinoa para que se doren por la superficie y se caliente, aproximadamente 16 minutos.
  9. Retíralas de la sartén y escurre el aceite sobrante con un trozo de papel de cocina.
  10. También puedes añadirlas a tu salsa preferida y cocinarlas a fuego lento hasta que estén calientes.

Notas

Esta receta es perfecta para comer antes de hacer ejercicio, ya que proporciona hidratos de carbono complejos que dan energía, y proteínas para la construcción del músculo.

Para una versión vegana, usa un sustituto de huevo vegano o 1 cucharada de harina de lino mezclada con 3 cucharadas de agua, en lugar de las 2-3 cucharadas de agua.

En lugar de dorar las albóndigas en una sartén, también puedes untarlas con aceite de oliva y asarlas en el horno durante unos 15 minutos (dándoles la vuelta después de 7 minutos). El resultado son unas albóndigas doradas uniformemente, tanto por fuera como por dentro.