Quinoa

Todas las recetas con quinoa

Quinoa en Thermomix

Quinoa en Thermomix

Me encanta Thermomix por muchas razones, una de ellas es poder cocer la quinoa ajustando los tiempos de cocción a mi gusto, para poder obtener una textura suave y esponjosa o una textura granulada, dependiendo del plato que voy a hacer.

Pero hay un problema al cocer la quinoa en la Thermomix. Uno de mis amigos se queja cuando cocina quinoa en el cestillo de la Thermomix, ya que parte de la quinoa se queda en el vaso. Esto es debido a que como es un grano tan pequeño, se cuela por las aberturas del cestillo. Pero os voy a dar un truco para que no os pase esto.

Simplemente hay que forrar el cestillo (o la parte donde están los agujeros) con papel vegetal previamente mojado. Este papel es muy permeable, y permite una cocción uniforme, sin dejar pasar la quinoa.

Una vez cocida, podes utilizar la quinoa para cualquier receta que queráis.

Ingredientes

  • 200 g de quinoa
  • 700 ml de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1 a 2 cucharaditas de aceite de oliva

Método de elaboración

  1. Enjuagamos la quinoa con agua 3-4 veces, la frotamos con las manos y la escurrimos con un colador.
  2. Colocamos la quinoa en un recipiente y lo cubrimos con agua. No vamos a utilizar el cestillo de la Thermomix porque los granos de la quinoa son tan pequeños que se pueden filtrar por los orificios del cestillo. Dejamos que repose de 15 a 30 minutos.
  3. Mientras tanto, cortamos un trozo de papel vegetal (o papel para horno), la cantidad suficiente como para cubrir completamente el interior del cestillo de la Thermomix. Humedecemos el papel vegetal con agua del grifo, y lo arrugamos para que cubra la parte interior del cestillo, de forma que la quinoa no se pueda colar por los orificios.
  4. Colocamos el cestillo dentro del vaso, añadimos la quinoa y el agua (incluyendo el agua resultante del remojo de la quinoa).
  5. Vertemos el aceite, espolvoreamos la sal por encima, y tapamos el vaso. Cocinamos la quinoa a temperatura varoma, velocidad 2, durante 20 minutos.
  6. Cuando termine el tiempo, comprobamos la consistencia de la quinoa, y si preferimos que esté más suave, podemos cocinarlo durante más tiempo. También ajustamos la sazón a nuestro gusto.
  7. Levantamos el cestillo con la quinoa perfectamente cocida y ya podemos transferirla a un plato para servirla. De esta forma no quedará ningún grano en el vaso, y se aprovechará toda la cantidad.

Notas

Es importante enjuagar la quinoa antes de cocerla, para que elimine una capa que la recubre que hace que tenga un sabor amargo poco deseable.